Ajiaco Santafereño

El ajiaco santafereño consiste en una sopa de pollo que contiene diferentes tipos de papa y se puede servir sola o con crema de leche y alcaparras encurtidas, generalmente en tazones de barro cocido. El ajiaco también suele incluir mazorcas de maíz tierno, por el importante rol cultural que juega, se le considera una tradición santafereña (por el nombre colonial de la ciudad, Santa Fe de Bogotá).

El ajiaco típico bogotano tiene tres tipos de papa que le brindan cremosidad gracias a los diferentes niveles de cocción; el tipo de papa más importante es la criolla que es pequeña y de color amarillo vivo y se deshace dándole el color amarillo que lo caracteriza (los otros dos tipos de papa que incluye la receta son variedades regionales que se conocen localmente como papa pastusa y papa sabanera), el componente fundamental del ajiaco es una hierba llamada guasca que le da su sabor más característico, a diferencia de lo que sugiere su nombre, el ajiaco no es picante, el plato suele servirse acompañado de una tajada de aguacate.

A continuación les dejo la receta, pero si de verdad quiere conocer el verdadero AJIACO SANTAFEREÑO el cual tiene un toque especial que solo lo puede encontrar en el Restaurante Carnaval, lo invitamos a que nos conozca y déjese envolver por un verdadero “CARNAVAL DE SABORES” que le darán a sus papilas gustativas un deleite inigualable.

AJIACO, MÁS QUE UNA TRADICIÓN


Una receta típica y deliciosa colombiana que debe estar en tu menú.

Personas: 6
Tiempo de preparación: 90 min aproximadamente.

  INGREDIENTES:

2 kilos de pechuga de pollo
1/2 kilo de papa sabanera
1/2 kilo de papa pastusa
1 kilo de papa criolla
4 mazorcas
Sal
Guascas
Alcaparras
Crema de leche

  PREPARACIÓN:

Corta las mazorcas en pedazos grandes y ponlos en una olla a fuego alto con dos litros de agua. Pela las papas sabaneras y córtalas en cubos para ponerlas a cocinar junto con las mazorcas.

Pela las papas pastusas y córtalas en rodajas gruesas para introducirlas a la olla, mientras tanto retira la piel a las pechugas y cocinarlas con la mezcla anterior.

Pela las papas criollas y córtalas en rodajas también, agrégalas casi al final de la cocción ya que se cocinan muy rápido y se pueden deshacer.

Cuando el pollo esté cocinado, sácalo de la olla y desmenúzalo. Baja la temperatura a fuego medio para que el contenido se espese e inmediatamente agregarle de nuevo el pollo, la sal al gusto y las guascas en manojos.

Sirva y disfrute esta exquisita preparación.

No hay comentarios

Leave a Reply